TRUMP PRESIONA ALIADOS EN REGION DEL CARIBE. Y PROPONE INVERSION

Por Melvin Matthews.

Presionado ante el avance de China en la región del Caribe y debido a la posibilidad de que fracase la política de linea dura de Washington contra Nicolás Maduro, el presidente de Estados Unidos Donald Trump convocó de forma urgente a cinco Jefes de Estado de naciones caribeñas, para discutir temas de importancia estratégica para la administración estadounidense. Los gobernantes Danilo Medina, de la República Dominicana; Andrew Holness, de Jamaica; Hubert A, Minnis, de Bahamas; Jovenel Moise, de Haití y Allen Michael Chastenet, de Santa Lucía, fueron convocados aprisa el pasado fin de semana para discutir de forma multilateral dos temas preocupantes para el gobierno de Trump: el avance a través de la región latinoamericana y caribeña de la diplomacia económica de la Republica Popular China, y la permanencia de Maduro en el poder de Venezuela, a pesar de las duras sanciones económicas ejecutadas en su contra por Estados Unidos.
Trump y la primera dama Melanie recibieron a sus distinguidos visitantes en la lujosa mansión veraniega de los Trump, en Mar-a-Lago, situada al Sur del Estado de La Florida. Pero los temas, segun reveló el presidente Medina, no solo se circunscribieron a escuchar los pareceres de algunos respecto a Venezuela, sino que Estados Unidos se comprometió a iniciar nuevas inversiones en cada uno de las naciones invitadas, a través de la OPIC, la oficina estadounidense para la inversión en ultramar, cuyos funcionarios estarán recorriendo esas naciones dentro de los próximos 90 con sus portafolios de negocios a cuestas.

Los mandatarios caribeños solicitaron a Trump varias iniciativas, entre ellas el retiro de la clasificación de naciones peligrosas para los turistas estadounidenses, que pesa sobre la República Dominicana y Bahamas. Medina informó que a nombre de su país solicitó permiso para exportar hacia Estados Unidos productos industriales, tales como acero y ropa militar, de fabricación nacional y cuyas calidades han sido comprobadas en el mercado internacional. Además, los mandatarios del Caribe pidieron la creación de un fondo especial al cual acudir en caso de contingencias surgidas de desastres naturales que afectan la región, como huracanas y terremotos.

La iniciativa de invertir en el caribe a través de la OPIC es un claro indicio de que la administración Trump está decidida a contrarrestar el avance económico y diplomático de la Republica Popular China, el gigante asiático que se ha decidido por competir con Estados Unidos en una región tradicionalmente influenciada por la política norteamericana.

Anuncios

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: